Abonado y fertilización

08-nov-2018

Aportar justo lo que necesita nuestro cultivo en cada momento concreto es la mejor forma de explotar el potencial productivo de cada semilla.

 


Síntomas de deficiencia

- Fósforo: Inhibición del crecimiento, presencia de tallos delgados, color púrpura-violeta en hojas y tallos viejos en un primer momento.

- Potasio: Crecimiento reducido, secado y rizado de hojas, amarilleo de las venas.

- Nitrógeno: Crecimiento reducido, tallos cortos y delgados, escasas dimensiones y superficie de las hojas, coloración verde claro-verde amarillento en hojas jóvenes.

- Azufre: Amarilleo de las hojas jóvenes a partir de los bordes, falta de coloración en floración, escaso tamaño de los pétalos y densidad baja de granos en vaina.

- Boro: Presencia de grietas necróticas en los tallos. Floración reducida o ausente. Mal llenado de las vainas.

- Molibdeno: Deformación de la hoja. Hojas curvadas cuando la planta llega a estado de roseta. Punta de la hoja partida en dos.