Consejos para la cosecha - Maíz para ensilado

03-oct-2017

¿Cómo se puede determinar en la práctica en qué momento cosechar?

Hay una serie de factores relacionados con la planta que debemos tener en cuenta al programar la cosecha.

 

  • La relación mazorca-follaje: que indica la proporción de mazorca con respecto a la planta entera. Es importante, ya que determina la cantidad de grano que pasa por el rodillo durante el procesado. Cuanto mayor sea la relación mazorca-follaje, más procesado (y ajuste de la longitud de picado) se necesitará para lograr un ensilado óptimo con alto contenido en almidón.

 

  • El tipo de senescencia: se refiere al avance de la maduración o marchitamiento de la planta. Hay grandes diferencias en la senescencia de los híbridos, desde los que presentan senescencia temprana a los tipos resistentes (que tienen ventanas de cosecha más amplias, lo que permite la optimización del almacenamiento del almidón y una cosecha más tardía).

 

  • La progresión del llenado de la mazorcaes un indicador esencial de la madurez, que presenta grandes diferencias entre los distintos híbridos en cuanto a la velocidad y el avance de la línea de leche (que indica la cantidad de grano que está completamente llena de almidón).

 

 

Comprobaciones previas a la cosecha - asegúrese de que la cosechadora de ensilado está lista

Los agricultores deben inspeccionar la maquinaria unas semanas antes de la cosecha para garantizar el buen procesado del grano;

  • Examine el procesador de grano y los ajustes de longitud de picado para garantizar la mejor práctica durante la cosecha.

  • Asegúrese de que el cabezal de corte está en buenas condiciones y compruebe el grado de desgaste de las cuchillas del cortador y de los dientes del rodillo triturador. Sustituya las cuchillas dañadas o las barras desgastadas para evitar longitudes de corte desiguales.

  • Examine los rodillos y sustitúyalos en caso de que muestren signos de desgaste. Luego, compruebe la separación de los rodillos (que debería ser de 1-2 mm para asegurarse de que se rompen todos los granos).

 

 

Ajustes de la cosechadora – ajustes para minimizar pérdidas durante la cosecha

La mayor parte de las pérdidas de granos en la cosecha se debe a problemas relacionados con los ajustes de la cosechadora combinada durante los procesos de corte, trilla y limpieza.

  • Es importante regular la velocidad de avance en función del rendimiento del cultivo y las condiciones de la cosecha.

  • Las pérdidas en el cabezal (cuando los granos ni siquiera llegan a la cosechadora) pueden deberse a factores biológicos y mecánicos y a la presencia de plantas encamadas o excesivamente secas (desgranado).

  • Al ajustar la velocidad del cabezal de corte y la velocidad relativa de avance se pueden reducir las pérdidas en el cabezal.

  • La velocidad del cilindro o del rotor afecta a la calidad, por lo que se debe regular con especial atención durante el descascarillado, fase en la que se producen hasta el 80 % de los daños en el grano de maíz durante la trilla.

  • El ajuste de la velocidad del aire puede reducir las pérdidas de grano en el tamiz y en la criba.

  • Asegúrese de que el contenido de humedad del cultivo es el correcto. Si es posible, retrase la cosecha hasta que la humedad sea inferior al 25 %.

  • La eficiencia de la cosecha nunca será del 100 %, pero unos buenos ajustes ayudan a proteger la rentabilidad.

 

 

Pasos clave durante la cosecha de ensilado

El procesado del grano supone romper o cascar el grano durante la cosecha, y es importante:

  • Para mejorar la digestión y la degradabilidad del almidón dentro de la vaca

  • Para reducir el porcentaje total de almidón no utilizado (para una mejor utilización y una producción de leche más eficiente).

 

Longitud de picado: definir la longitud de picado correcta o teórica garantiza una mayor calidad del ensilado;

  • Longitud de partícula óptima necesaria para una rumia eficiente en las vacas, obtenida mediante el picado del maíz con un sistema especializado de la cosechadora ajustado a la longitud de picado deseada.

  • La velocidad de alimentación del rodillo sirve para definir el corte y garantiza un ensilado bien procesado y de alta calidad para obtener una producción de leche más rentable.

  • Todos los tipos de cosechadoras procesadoras trituran el maíz para ensilado durante la cosecha usando rodillos giratorios o una combinación de rodillos giratorios y longitudinales (Shredlage®), y cascan el grano para dejar el almidón de su interior al descubierto de forma que sea más accesible para las bacterias beneficiosas, una vez que el ensilado se ha dado de comer a los animales.

  • Los procesadores de grano pueden ajustarse para adaptarlos al maíz para ensilado que se esté cosechando. Cuando coseche maíz muy seco con granos duros, las aberturas del procesador han de reducirse para poder romper los granos adecuadamente.

 

 

Procesado del grano - beneficios post-cosecha

Los estudios realizados en nuestros centros tecnológicos DEKALB y en nuestra innovadora red de explotaciones Smart Harvest han demostrado los beneficios de un ajuste adecuado de los procesadores de grano.

  • Con unos ajustes optimizados de la cosechadora, el porcentaje de granos no triturados tras el procesado se reduce significativamente, lo que se traduce en una alimentación a base de ensilado más optimizada.

  • Los ajustes correctos hacen que los granos estén más triturados, de modo que el almidón es más accesible, lo que lleva a una mejor utilización y producción sin ningún efecto negativo sobre la duración de la cosecha para el agricultor.

 

 

Rendimiento lechero

Los estudios llevados a cabo en nuestras explotaciones piloto han puesto de manifiesto los beneficios del ensilado optimizado sobre el rendimiento lechero.

La eficiencia del pienso se mide por la cantidad de leche producida por cada kilogramo de materia seca ingerido (MSI). Los estudios han revelado que el uso de un ensilado optimizado (en lugar de ensilado que no esté tan bien picado y triturado) para alimentar a vacas lecheras aporta más de 110 g producción de leche/kg MSI, lo que supone un aumento de 2 kg de leche/vaca/día.

 

Las explotaciones lecheras necesitan producir leche de la forma más eficiente, garantizando los máximos niveles de rentabilidad. Obtener un maíz para ensilado con alto contenido en almidón y bien procesado es clave para tener un ensilado de maíz de mejor calidad, lo que permite reducir la necesidad de complementar la ración con grano y, en consecuencia, ahorrar en costes.

 

 

Rendimiento reproductivo

Los estudios llevados a cabo en nuestra red de granjas piloto han demostrado los beneficios del ensilado optimizado para el rendimiento reproductivo de las vacas lecheras.

Las vacas alimentadas con ensilado optimizado tuvieron un 50 % de éxito en la fecundación desde la primera inseminación artificial, frente al 23 % en las vacas alimentadas con ensilado convencional. Este es un beneficio importante para el productor de leche, ya que el coste de cada intento de inseminación artificial posterior en vacas que no quedaron fecundadas en el primer intento es de aproximadamente 60 euros/vaca.

 

 

Resumen

La excelente genética de los híbridos para ensilado DEKALB y las soluciones de Smart Harvest ayudarán a los productores a optimizar la producción de leche aún más en el futuro, al tomar las decisiones correctas sobre el momento de la cosecha y sobre los mejores ajustes técnicos para el óptimo procesado del grano. Nuestra nueva generación de híbridos para ensilado ha demostrado tener un buen rendimiento productivo y un alto contenido de almidón y energía, además de una alta digestibilidad de las paredes celulares y amplias ventanas de cosecha.